Y quiero contarle al mundo entero  Que tu vida es lo que quiero, y que tú eres mi mitad🎶 

Me siento tan pequeñita a veces a tu lado. Y con pequeñita no quiero decir inferior, claro está. Quiero decir que me siento como una niña, protegida, arropada, mimada. Hasta cuando eres tú el que necesita todo el cariño, hasta en ese momento, siento que me cuidas. Y te quiero y ya no me da vergüenza decirlo. Pensaba que sería tarde, pero aún podemos reinventarnos. Y está vez tal vez sea la buena. En la que dejemos los miedos atrás. La que nos desnudemos de verdad.

Anuncios

Con una sonrisa ya tienes medio camino hecho

Está claro que si sonríes, recibes sonrisas. Pero algo que he entendido en mi trabajo es que aunque no hablemos el mismo idioma, con una sonrisa ya tenemos el 99% del camino hecho. Veo gente de diferentes países y he de decir, que deberíamos aprender de ellos. Porque muchos a pesar del cansancio, de que apenas nos entendemos, son más generosos y agradables que el vecino de al lado.

Egoismo

Parece como si me oyeras. Cuando digo que ya no me acuerdo tanto de ti. Cuando soy feliz. Cuando estoy conociendo a alguien, vienes y de una patada me vuelves a desestabilizar. Así como siempre, tan dulce, tan inocente. Y yo después de un tiempo acabo con la coraza y me rindo a ti. ¿Y ahora qué? Me dejas otra vez así, que vuelva a empezar mi agonía o vienes a demostrar que de verdad me echas de menos.
No sé si es egoísmo, o es intentarlo hasta el final. Demostrando que eres un tipo duro, cuando te mueres por mis huesos.
Contigo nunca se sabe…

Autodestruirse

Duele tanto tener a alguien tan cerca y sentirle tan lejos… Incluso sabiendo que en cualquier momento nos podemos cruzar, hay algo que lo impide. Algo o alguien no quiere que volvamos a mirarnos y comprobar que nuestro destino es estar juntos. Que lo sabemos, lo sentimos pero nos da miedo admitirlo. Que al final llevan razón, somos tan iguales que nos ponemos los mismos obstáculos. Y a mí, me da miedo conocer a alguien y comprobar que nunca más serás para mí, que realmente se acabó y que yo le puse fin.
Pero mi cordura lo agradece. Ahora entiendo realmente la frase de ‘cualquiera en su sano juicio, se habría vuelto loco por ti’. Porque así está ella y así me he quedado yo, tocada y enganchada desde un principio. Creo que esta atracción no se volverá a repetir nunca. Tal vez de otra manera, tal vez me enamore, pero sentir como enloquecía contigo nunca.
Me gustaría pensar que si alguien realmente es para ti, la vida te lo vuelve a poner en camino, pero es mucho soñar. Y eso se me da tan bien que a veces me autodestruyo.
Pero mi cordura lo agradece. Ahora entiendo realmente la frase de ‘cualquiera en su sano juicio, se habría vuelto loco por ti’. Porque así está ella y así me he quedado yo, tocada y enganchada desde un principio. Creo que esta atracción no se volverá a repetir nunca. Tal vez de otra manera, tal vez me enamore, pero sentir como enloquecía contigo nunca.
Me gustaría pensar que si alguien realmente es para ti, la vida te lo vuelve a poner en camino, pero es mucho soñar. Y eso se me da tan bien que a veces me autodestruyo.

Tic-tac

La que se despierta de un salto cuando suena el despertador y parece que se levanta con toda la energía del mundo cuando en realidad sólo tiene miedo a dormirse. Tiene cada minuto cronometrado para no llegar tarde. Pero pierde uno de esos minutos para mirar si te has acordado de ella, si es verdad que esto no acaba así. Pero es eso, un minuto perdido. Y el día continua como todos. Y la vida sigue. Y llegan personas y se van otras. Pero tú, tú siempre estás presente.

Aprendiendo a no ser una ‘súperheroina’

Y poner una vez más, punto y a parte donde siempre ponía puntos suspensivos. Tengo la manía de darlo todo hasta que me hacen polvo, aunque en realidad sepa que no lo merecen. Pero otra vez volveré a poner un punto final. Llega un momento en que no se puede dar más, sólo aprender y saber que tienes capacidad suficiente para dar cariño y eso alguien, algún día, en algún lugar, lo valorará. Mientras tanto disfrutemos de lo que venga

Aprendiendo a no ser una ‘súperheroina’

Y poner una vez más, punto y a parte donde siempre ponía puntos suspensivos. Tengo la manía de darlo todo hasta que me hacen polvo, aunque en realidad sepa que no lo merecen. Pero otra vez volveré a poner un punto final. Llega un momento en que no se puede dar más, sólo aprender y saber que tienes capacidad suficiente para dar cariño y eso alguien, algún día, en algún lugar, lo valorará. Mientras tanto disfrutemos de lo que venga

Sin prisa

Gracias a ti, que me enseñaste lo que era el amor, ya no soy la misma. Antes tan arisca, tan distante, tan pasota. Alguien que no se enganchaba, que no la engañaban, que no la ablandaban. Tan dura y fría cual piedra. ¿Y ahora? Mis gracias son puro sarcasmo. Puesto que ahora duele todo más. Pero en realidad me hiciste sentir cosas que no creo volver a sentir tan intensamente. Así que igual sí. GRACIAS. En grande, en mayúsculas, a gritos. Por descubrirme un mundo nuevo, una nueva manera de vivir y sentir. Ahora alguien habrá que me quiera así, como tú me creaste. Y no eres tú y parece ser que no es él. Pero alguien habrá. 

Martes y trece

Este mes me ha servido para pensar y mucho. Cosa que ya hago bastante a menudo y creo que demasiado. Pero he entendido que somos muy parecidos y que está claro que sólo vemos ‘la paja en el ojo ajeno’. Pero eso lo hacemos todos aunque no queramos. He comenzado a entenderte y también a tomármelo con más calma, o por lo menos a no tomarme todo tan a pecho. Estoy pensando más en mí, que en los demás, me cuesta pero pasito a pasito. Porque si no pienso yo en mi… Nadie lo va a hacer y me canso de estar para todos y nadie esté para mí. Todos tenemos prioridades y la mía va a ser hacer lo que me haga feliz. Disfrutar, salir, reír, mi cachorrillo y sí, es raro en mí pero tragarme el orgullo para no perderte del todo. ‘Si quieres resultados distintos, no hagas siempre lo mismo’. Así que no me como más la cabeza y que sea lo que tenga que ser.